Rechazan senadores mexicanos permitir agentes armados de EE.UU.

Senadores pro gubernamentales y opositores rechazaron que agentes estadounidenses porten armas dentro del territorio mexicano, como forma de garantizar su seguridad, según el pedido del gobierno de ese país vecino.

  El periódico local "El Universal" reseña hoy que durante su visita a Washington, el presidente Felipe Calderón admitió la posibilidad de revisar con el Congreso las alternativas para reforzar la seguridad de los agentes estadounidenses que operan en México.

No obstante, aclaró que cualquier decisión debe ser conforme a lo establecido por la legislación y la Constitución.

Al respecto, el senador del oficialista Partido de Acción Nacional (PAN) Santiago Creel adelantó su rechazo a autorizar la portación de armas por agentes estadounidenses, en tanto esto podría generar un conflicto diplomático.

El vocero del opositor Partido Revolucionario Institucional en la Cámara de Diputados, Carlos Jiménez, anticipó su voto en contra de la idea de debatir tal medida en el órgano legislativo porque es "intransitable ese escenario y se debe respetar el Estado de derecho en cada país".

Dijo que si los mexicanos no pueden pasar con armas a Estados Unidos, de igual forma se debe respetar la ley en México, el cual está dispuesto a colaborar con el país vecino, pero "siempre y cuando no se llegue a esos extremos".

Jiménez agregó que las autoridades estadounidenses deben cesar el discurso hostil que desde hace semanas emite, sobre todo porque en la guerra contra los cárteles la peor parte la lleva México, y en la misma debe primar una corresponsabilidad.

El coordinador de la bancada del también opositor Partido de la Revolución Democrática en el Congreso, Carlos Navarrete, expresó que el presidente Calderón debe rechazar firmemente esa posibilidad, entre otros factores por una cuestión de carácter práctico, "eso no arregla nada".

En igual sentido se pronunció el coordinador de los diputados del Partido del Trabajo, Ricardo Monreal, quien consideró que el Senado mexicano tiene la facultad de vigilar la política exterior del país y, por ende, no debe autorizar el uso de armas, recalcó.

El tema de la protección de los agentes norteamericanos dentro de México formó parte de la agenda del reciente encuentro entre los presidentes de ambas naciones, luego de la muerte de un representante aduanero del país norteño en San Luis Potosí, como consecuencia de un atentado.

0 comments:

Publicar un comentario