Breve historia de Totonicapán

a.   Historia

El  Territorio  del  departamento  de  Totonicapán  estuvo  ocupado  durante  el período Prehispánico  por dos grupos indígenas:  K’ICHE’  y KAKCHIKEL.  Hasta mediados del Siglo XV (entre 1,426 y 1475) los dos pueblos formaron una sola organización política y social.

El nombre original en idioma K’iche’ es Chuimekená, que significa lugar sobre el agua caliente, por la abundancia de aguas termales y sulfurosas que existen en sus alrededores.
El nombre original cambió a Totonicapán o Totonacapa, nombre que le asignaron los indígenas Tlaxcalas que venían con Pedro de Alvarado, y esto porque en Tlaxcala, México, había un pueblo  que se llamaba  Atotonilco  o Totonilco  que significa
“Agua Caliente” uniéndole la preposición PA ó PAN se forma Totonicapa ó Totonicapán en el agua caliente. Algunos historiadores mencionan que Totonicapán proviene de los vocablos mexicanos Tootl = pájaro, Nica = cerro y Pan = lugar de.  Además, se señala también que este vocablo fue dado por los indígenas que acompañaban a Pedro de Alvarado.
Al pueblo de San Miguel Totonicapán,  de la Real Corona se le dio el título de población el cuatro de julio de 1,707.  En 1,825 se le concedió el título de Villa, y el ocho de octubre de 1,829 fue elevado a Departamento.

b.   Cultura e identidad

Una de las características principales de la población del municipio del Totonicapán es que alrededor del 98% de la población es Maya K’iche’, lo que es de gran significado por la práctica de una gran cantidad de valores cosmogónicos  como el tipo de alimentos que consume, traje, prácticas espirituales, idioma, amor a la tierra, creencia en los nahuales regidores del destino de la humanidad entre otros. El traje típico es la expresión más importante de su identidad, se dice que son las mujeres las que realmente han protegido este rasgo cultural tan importante.  El traje consiste en un traje de predominan los colores rojo, verde, amarillo y negro.

c.   Costumbres y tradiciones

Entre las costumbres de este municipio se destacan: los casamientos entre pobladores que pertenecen a la comunidad lingüística K’iche’ del pueblo maya, las actividades de carácter religioso como la Semana Santa, Navidad6, confirmaciones y fiesta patronal. La riqueza cultural deriva en formas especiales para atender sus principales celebraciones familiares o sociales. Sobresale como expresión multicultural del pueblo de Totonicapán la feria titular del municipio y el conjunto de danzas que se mantienen, tal es el caso de: venado, monos, conquista, vaqueros, mexicanos, moros y cristianos, centuriones y judíos.
La religión predominante es la católica pero existen un buen porcentaje de población evangélica, así como la expresión de la cosmovisión maya, en lo que se refiere a la parte espiritual, fusionada con un sincretismo religioso y que se origino como una estrategias de conservación de las creencias ancestrales en los tiempos de la colonia, ya que a la vez, se celebraban rituales religiosos de carácter occidental, y en los barrancos y en secreto el culto a sus dioses como expresión de  respeto y devoción a estos.


d.   Fiesta patronal

La fiesta titular se celebra del 19 al 30 de septiembre de cada año, siendo el día principal el 29 de septiembre en donde se conmemora al patrono San Miguel Arcángel, con una serie de actividades en honor a esta celebración.

e.   Lugares sagrados

En el municipio de Totonicapán se ubica un número significativo de lugares sagrados, ocho en total y estos son: Los Tapiales, Piedra del Coyote, Agua Tibia, Cuevas de San Miguel, Cerro de oro, Kuxlikel, Tambor abaj y Campana abaj; siendo una de las mayores fortalezas, ya  que muestran la herencia cultural tan grande de la población de la cabecera municipal (SEGEPLAN, 2009a).

f.   Comidas  típicas

La comida tradicional es el Tobik, que es un caldo de res que se complementa con hierbas y verduras especialmente con colinabo, condimentado con chile y acompañado con  tamalitos envueltos en hojas de milpa, el que se consume para eventos especiales.

0 comments:

Publicar un comentario