Cuida tus uñas

El estado en que tenemos las uñas dice mucho de nuestra persona, si somos descuidados o muy ansiosos; mientras que su estructura y coloración dan señales de nuestra salud

Aunque para muchos el valor que poseen las uñas es meramente estético, su función verdadera va más allá de esto, pues estas estructuras formadas por capas compuestas de queratina, protegen los tejidos de los dedos de las manos y los pies.

Es un hecho que el estado en que mantenemos a nuestras uñas dicen mucho de nuestra persona, pues tenerlas sucias y largas indican descuido, mientras que las uñas muy cortas, del tamaño que las tienen as personas que poseen el hábito de comérselas, indican ansiedad y tensión crónicas.


Aunado a esto, también pueden ser un indicador de nuestro estado general de salud. La coloración (o decoloración) en las uñas generalmente tienen relación con distintas enfermedades, a continuación mostramos algunos ejemplos con características para comprender lo que nuestras uñas realmente están tratando de decirnos:


Identifica los problemas


Se recomienda que, en caso de presentarse alguna de estas señales, lo mejor es consultar al médico para descartar cualquier padecimiento clínico.

- Uñas frágiles y de color amarillo: el exceso de tabaco puede causar una pérdida de calcio que provoca el debilitamiento de las uñas y su decoloración.

- Uñas gruesas y de color amarillento: indican posibles problemas respiratorios.

- Las uñas pálidas: reflejan anemia u otros trastornos relacionados a la alimentación. Cuando ésta es grave, las uñas son quebradizas, su forma se altera, haciéndose lisas o cóncavas, a la vez que desarrollan estrías longitudinales.

- Uñas partidas desde la base o resquebrajadas en ciertas zonas específicas: puede tratarse de un síntoma dado por enfermedades como la diabetes, desnutrición, mala circulación o fiebre muy alta.

- Uñas de base roja: a menudo remiten a un problema cardíaco por lo cual es necesario prestarle especial atención a este detalle.

- El hábito de comerse las uñas puede indicar ansiedad y tensión crónicas.

- Uñas secas y frágiles: indican deficiencia de vitamina A, E, D, calcio o hierro.

- Uñas azules: deficiencias circulatorias o de oxígeno en la sangre.

- Surcos en las uñas: deficiencia de vitamina B.

- Las uñas muy gruesas y deformadas pueden ser consecuencia de una micosis, es decir, una infección por hongos. La psoriasis, la deficiencia en vitaminas y la arteriosclerosis también alteran la forma de las uñas.

- Las uñas que adquieren una curvatura convexa delatan la presencia de una infección crónica, un tumor o una dolencia pulmonar.


Consejos

Cuidado básico para mantener tus uñas en buen estado
-No morder ni arrancar la uña.

-Mantener la cutícula y los padrastros recortados.

-No utilizar zapatos que aprieten los dedos y siempre cortar las uñas de los pies transversalmente a lo largo de la parte superior.

-Mantener las uñas cortas y evitar usar demasiado seguido esmalte para uñas.

-Usar crema emoliente y nutritiva después de lavarse las manos y de bañarse.

-Se recomienda el uso de la vitamina biotina y algunos esmaltes de uñas transparentes, pues ambos contribuyen a fortalecer las uñas por su contenido de proteínas.

0 comments:

Publicar un comentario