La manera correcta de lavarte la cara


A este punto todas sabemos que lavarnos la cara es fundamental, debe ser parte de nuestra rutina

todos los días, sin embargo, pocas veces nos detenemos a pensar si la forma en que la lavamos es la correcta o si sólo estamos embarrando la mugrita de frente a barbilla.

Me puse a investigar con varios dermatólogos y expertos y en resumen, esto es lo que deberíamos hacer todos los días:


1. Desmaquillarte


Lo primero que debemos hacer es quitar el maquillaje de nuestro rostro. Usa un desmaquillante para tus ojos, uno que quite bien el rímel y el delineador y luego desmaquilla tu cara, ya sea con el mismo desmaquillante o con toallitas.


2. Lava tus manos


Lo segundo que debemos hacer es lavar nuestras manos con jabón neutro. Antes de pasarlas a nuestra cara debemos asegurarnos de que estén bien limpias para no llevar gérmenes extra al rostro.



3. Limpiador


Usando tus manos moja tu rostro con agua tibia, ten cuidado de que no esté demasiado caliente para evitar que se dañe tu piel. A continuación aplica unas gotas de limpiador facial en las yemas de tus dedos y frótalas unas con otras. Aplica el limpiador sobre tu rostro dando un ligero masaje circular durante unos 30 segundos, aproximadamente.

Recuerda pasar tus dedos también por tu mentón y lo más que puedas del cuello. Luego enjuaga nuevamente con agua tibia.


4. Reafirmante


Para terminar moja tu rostro con agua fría, no debe ser helada, sólo fría como sale de la llave. Esto funciona como un reafirmante natural de las células de tu rostro y ayuda a cerrar los poros. Para terminar seca tu cara con una toalla especial (solo úsala para la cara) pero no la frotes ni la talles, da ligeras palmaditas sobre tu piel.


Lo que NO debemos hacer


Entre los errores más comunes que encontramos en nuestra investigación están:


  • Muchas mujeres aplican su limpiador directamente sobre el rostro sin haberlo humedecido antes. Esto daña las capas de la piel porque estos productos suelen ser abrasivos, debemos aplicarlos sobre el rostro mojado para que el agua ayude a mitigar el impacto y que se potencie el efecto limpiador.

  • Por andar a las carreras podemos dejar residuos de productos en nuestra piel. Si no enjuagamos bien lo que nos estamos aplicando corremos el riesgo de que se obstruyan nuestros poros con estos productos. Recuerda que debemos enjuagar también la línea en donde empieza nuestro cabello, ahí suelen quedarse residuos de jabón o maquillaje que pueden obstruir nuestros poros o nuestro cuero cabelludo.




  • La toalla que usemos para secar nuestro rostro debe ser sólo para eso, no debe ser la misma que usamos para secar nuestras manos o nuestro cuerpo. Y de preferencia busca una cuadrada, pequeña, de algodón y que siempre esté limpia.

Y chicas, no está de más repetirlo, por nada del mundo se vayan a dormir maquilladas, es malísimo para nuestro cutis.

0 comments:

Publicar un comentario