Bella carta a mi madre

Madre mía,
Pensando en ti me doy cuenta de del privilegio que supone ser tu hija, eres muy valiosa para mí, con tus sacrificios, tus horas sin dormir, y estando siempre a mi lado. La verdad es que te amo, y siempre lo haré. 


Mamá,

eres mi fiel

amiga y consejera,

eres la luz de mi vida.

Mi alegría es eterna por tenerte a mi lado y poder darte un beso cada día. Jamás alcanzaría a darte todas las gracias que realmente mereces, eres muy valiosa, por algo Dios te dio el don de llevar una vida en tu vientre, y sacar adelante a tus hijos como lo has hecho.

Hoy te quiero decir que
te amo muchísimo,
sé que ser madre es una bendición...
pero ser tu hija, más aún.
Agradezco a Dios tener una madre tan buena y especial como lo eres tú. Quiero disfrutar de esta bendición todos los días, abrazarte a diario y gozar de que estés a mi lado.

Eres mi mejor amiga, mamá
Mamá, tú eres mi mejor amiga,

mi vida no sería nada sin ti, dulce madre mía,
sólo le pido a Dios, que te de mucha vida
para tenerte siempre como mi única y fiel amiga.

Te quiero.


0 comments:

Publicar un comentario