Ayuda para víctimas de fraudes migratorios de notarios

Ante la larga espera por una reforma migratoria que no llega y la Administración Obama continúa con las deportaciones, quienes buscan desesperadamente un estatus legal en el país, son presa fácil para los artistas del fraude.

Maura Martínez, quien utiliza pseudónimo por miedo a represalias, se verían beneficiados. Tras más de 18 años en el país y más de $15 mil entregados a uno de estos "notarios", Martínez, descubrió que su solicitud para lograr la residencia permanente había sido rechazada años atrás y no le había sido notificada, pese a seguir con los pagos.Se enteró hasta que tenía una orden de deportación en su contra.Para proteger a personas como Martínez, el representante demócrata por Texas, Marc Veasey, presentó un proyecto de ley que permitiría a las víctimas de fraude por parte de los notarios en sus trámites migratorios, reabrir sus casos sin límite de tiempo.Se trata de la propuesta de ley de "Ayuda las Víctimas de Notario", la cual redactada con el apoyo de la Asociación Nacional de Funcionarios Electos y Nominados (NALEO).

"Cuando seguimos a la espera de que los republicanos en la Cámara de Representantes presenten la reforma migratoria para que sea votada, no podemos olvidar a las víctimas invisibles del inoperante sistema de inmigración en EEUU", aseguró Veasey.Desafortunadamente, los fraudes de los notarios no se detectan hasta que el inmigrante que utilizó sus servicios sufre el efecto adverso del fraude: la negación de un estatus de protección temporal o una orden de deportación en su contra.Desde que el Presidente Obama fue electo en 2009 -un promedio de unas 1,200 personas son deportadas diariamente, lo cual también ha incrementado la demanda de servicios legales para intentar detener estos procesos.
El fraude, alertado ya por la Asociación de Abogados de EEUU, consiste en ofrecer supuestos servicios legales para los que la persona en cuestión no está autorizada, gracias a la confusión entre los términos "notario" en español y "notary public" en inglés.En español, se refiere a una persona que tiene autorización legal para representar a otros ante el gobierno; mientras que en inglés solo puede actuar como testigo en la firma de documentos.El Condado de Los Ángeles, con una gran concentración de comunidades inmigrantes, tiene su propio Departamento de Asuntos del Consumidor, donde se reciben unas 300 llamadas por año, y los fraudes en servicios de inmigración se encuentran entre las 10 quejas más comunes.
El Departamento de Justicia también ha hecho del combate al fraude por parte de notarios una de sus prioridades, según declaró recientemente Rozella Oliver, asistente del Procurador Federal, sin embargo, el reto principal para esta lucha es que las víctimas reporten el fraude. Esta agencia no puede ofrecer un camino a la residencia permamente o la ciudadanía a cambio de cooperación con las autoridades.Aunque existen procedimientos específicos para reabrir casos con órdenes de deportación basado en representación deficiente de asesor autorizado, muchos abogados no saben que acciones tomar en contra de los consultantes para responsabilizarlos y evitar otros abusos de su parte.


Funciones de los notarios

Un notario solamente puede dar fe de firmas en documentos y no cuenta con ninguna autoridad para orientar o asesorar en temas legales de inmigración ni de ningún otro tipo. No cuenta con un título universitario ni pertenece a un colegio profesional.
Para ser notario en los Estados Unidos, solamente se necesitan 6 horas de clases y pasar un examen de 45 minutos.

Si usted piensa que ha sido víctima de un notario:

Comuníquese con una organización de servicios legales para pedir ayuda:
  • Para una lista de servicios legales de inmigración baratos o gratuitos en su estado: consulte con el sitio del American Bar Association (ABA) Comisión de Inmigración
  • La Red Católica de Inmigración Legal, Inc. (Catholic Legal Immigration Network, Inc o CLINIC) tiene oficinas por todo el país.
  • Si puede pagar a un abogado, la Asociación de Abogados de Inmigración Americana (AILA) tiene un sitio donde usted puede encontrar un abogado de inmigración.
  • Para informarse sobre el estado de su caso migratorio, usted puede llamar al Tribunal de Inmigración gratis a 1-800-898-7180; asegúrese de que tenga su número “A” (número de registro de extranjeros).

0 comments:

Publicar un comentario