Mini historia de San Andrés Xecul

La cabecera municipal en la época prehispánica era conocida como Xecul. En quiché la etimología diría Xe, significa debajo, K’ul = chamarra o frazada.  Sin embargo, en idioma Mam que parece fue el primitivo, k’ul significa cerro lo que daría la interpretación del “Bajo el cerro”.


Durante el período hispánico se puso al pueblo bajo la advocación de San Andrés.   La Asamblea Nacional constituyente decretó el 4 de noviembre de 1825 la división territorial del Estado de Guatemala, que se dividió en 7 departamentos, siendo el de Totonicapán el séptimo, que a su vez se dividió en ocho distritos.  El Municipio fue erigido el 8 de agosto de  1858.
Al emitirse  la Constitución de 1879, el departamento tenía los siguientes municipios:Totonicapán, su cabecera; Momostenango; Santa María Chiquimula; San Bartolomé; San Andrés Xecul; San Francisco El Alto y San Cristóbal.


b.   Cultura e identidad

Las  expresiones culturales más importantes que caracterizan a los habitantes son la conservación y práctica  del  idioma maya  K’iche’,  y;  la  relación entre  la vida, la organización social y la naturaleza. En el municipio las mujeres utilizan como traje güipil color blanco con diseños de diferentes tipos de animales, corte verde, sandalias de capical, paja negra,  perraje rojo y una  cinta en la cabeza de color rojo. Por su parte, el traje típico de los hombres es pantalón café, camisa blanca, faja roja, caites y sombrero de Petate.

c.   Costumbres y tradiciones

Como parte importante del folklore del Municipio, el día de la fiesta titular se realiza el baile de “Los Monos y Venados”, con la participación de trece personas voluntarias que se concentran un mes antes en una vivienda, que no pueden abandonar durante el día.  Cuando llegan las once de la noche, se alistan para salir de la misma y caminar hacia la montaña en donde realizan ritos que les permitan llegar con pureza al día principal.  Cuando salen de la vivienda se anuncian para hacer saber a la población que se inicia el recorrido respectivo, especialmente a las mujeres quienes según la creencia no los pueden observar y por consiguiente tienen que guardarse en sus hogares. Si no obedecen esto, corren el riesgo de ser lastimadas.
Existe un sincretismo religioso muy marcado en los centros poblados que representan a la organización  maya k’iche’ quienes practican la espiritualidad maya, además existe una buena parte de población católica y evangélica.

El centro del municipio es un referente de la herencia colonial. En él se aprecia la iglesia parroquial,  pintada de diferentes colores, donde cada figura que tiene estampada en la fachada representa  algo  relacionado con la fe. La cruz que tiene encima  representa  al cristianismo; tiene dos tigres que detienen una columna,  lo que indica que en San Andrés Xecul se realiza el baile de los monos y tigres. Abajo tiene la imagen de San Andrés Apóstol, ya que el baile menc onado es en homenaje al Santo patrón de la localidad.

d.   Fiesta patronal

La fiesta titular se celebra del 27 de noviembre al 1 de diciembre de cada año, siendo el día principal el 30 de noviembre en donde se conmemora al patrono San Andrés Apóstol, con una serie de actividades en honor a esta celebración.

e.   Lugares sagrados

En el municipio se ubican cuatro lugares sagrados, tres de los cuales son categorizados como muy importantes y uno como importante,  cuestión que le da rasgo especiales a sus valores y cultura.  Estos lugares se denominan El Calvario, Pacajá, Coymundo, Pacotzij y Cerro. Además, es importante la iglesia parroquial construida durante la segunda mitad del siglo XVI

0 comments:

Publicar un comentario