Dormir una hora más ayuda al corazón


Cuando alguien nos rompe el corazón, o sea, cuando una persona a quien amamos deja de querernos, nos rechaza o se va, es normal que pasemos una noche en vela. Pero lo que hasta ahora se ignoraba es que la falta de sueño puede aumentar las posibilidades de padecer enfermedades cardíacas e incluso de sufrir un infarto de miocardio. Un equipo de investigadores del Centro Médico Universitario de Chicago, en Estados Unidos, descubrió una relación entre la carencia de sueño y las cardiopatías y que, en algunos casos, dormir una hora más al día puede reducir las posibilidades de sufrir un ataque cardíaco.

Dicha investigación, que fue dirigida por el doctor Anoop Shankar, investigador de la Escuela de Medicina de West Virginia, en Morgantown, Estados Unidos, fue publicada por la revista médica American Journal of Epidemiology.

Los galenos comprobaron que 60 minutos más de siesta cada 24 horas contribuyen a proteger las arterias coronarias de los depósitos de calcio en sus paredes interiores, que son un indicador de que la persona ya sufre una enfermedad cardíaca o que la está desarrollando silenciosamente.

De acuerdo con el estudio en mención, el peligro de sufrir un infarto se multiplica por cuatro con estos depósitos. Las acumulaciones cálcicas, además de engrosar las paredes arteriales, las van volviendo cada vez más duras y quebradizas, lo que aumenta la amenaza de que puedan romperse, liberar un trocito en el torrente sanguíneo e inducir la formación de un coágulo que puede obstruir una arteria.

Para dormir más y mejor cada noche, los médicos de la Clínica Universitaria de Navarra (CUN) recomiendan evitar las cenas copiosas o escasas, dejar un espacio entre la cena y el momento de acostarse de al menos una hora e irse a dormir cuando se siente algo de somnolencia, no ver la televisión en el dormitorio, no leer ni escuchar la radio en la cama ni discutir.

No obstante, tampoco conviene dormir demasiado y excederse con las horas de sueño, ya que otro estudio de investigadores de Singapur y Estados Unidos, realizado con 58,044 hombres y mujeres mayores de 45 años, mostró que aquellos que dormían nueve horas o más eran significativamente más propensos a morir por una enfermedad cardiovascular.

Hasta ahora

Se sabe que entre los factores de riesgo que favorecen el depósito de calcio en las arterias figuran ser de sexo masculino, estar en la edad adulta, tener intolerancia a la glucosa, consumir tabaco y sufrir de dislipemias (trastornos de las grasas sanguíneas), niveles altos de presión arterial, obesidad y procesos inflamatorios.

Acerca del estudio

El estudio de Chicago se efectuó con 495 personas voluntarias de entre 35 y 47 años de edad, quienes se sometieron a pruebas de imagen para ver el estado de sus arterias coronarias. Al principio del ensayo ninguno de los participantes tenía depósitos de calcio; cinco años después se detectaron acumulaciones cálcicas en las arterias en 61 de esas personas.

Resultado de la
Después de ajustar los resultados para descartar las influencias de otros factores de amenaza cardiovascular, como la edad, el tabaquismo, el sedentarismo o la etnia, entre otros factores, los investigadores concluyeron que dormir una hora más disminuye las posibilidades de calcificación arterial en un 33%. Además comprobaron que aquellos voluntarios que durmieron menos de cinco horas al día fueron los que más depósitos de calcio experimentaron y señalan que el cortisol, una hormona que se libera en situaciones de estrés, es una de las posibles causas de este fenómeno, pues su liberación en el organismo desciende mientras dormimos.

En conclusión

Según los autores, se demostró la utilidad del sueño, aunque esto necesita ser puesto a prueba y confirmado por ot

0 comments:

Publicar un comentario