La extorsión, el nuevo delito atractivo para los agentes de la PNC

Si no cumplía con entregarle Q10 mil la orden de captura en contra de su esposo se haría efectiva, fue la amenaza que recibió vía telefónica la conviviente de un integrante de la banda de roba furgones, denominada “Los Choilos”, el año pasado.



La extorsión fue realizada por un miembro de la Policía Nacional Civil (PNC), el que aún labora para esa institución, revela una investigación del Ministerio Público (MP).

La mujer preocupada por las constantes amenazas del policía, decidió junto a su esposo poner la denuncia en el MP. No importó, en ese momento, que por esta acción fueran capturados en agosto de 2014 por lo menos diez presuntos integrantes de “Los Choilos”, en la zona 18 y el municipio de Villa Canales.

En octubre de ese año, la Fiscalía Contra Delitos Administrativos del MP, inició la investigación para dar con el responsable de las llamadas.
Para evitar entorpecer las investigaciones, el nombre de ese agente no puede ser revelado, indicó la fuente de esa fiscalía.
Sin embargo, aclaró, “esa persona aparentemente todavía trabaja para la PNC”.

Diez casos
En esa unidad del MP existen no menos de diez denuncias de llamadas por extorsiones que son realizadas por inspectores, mandos medios o agentes.
“No se ha determinado si están involucrados en una banda, porque tenemos desde llamadas que hacen para extorsionar a un comerciante, hasta las que los agentes hacen a los delincuentes, como el caso de los roba furgones”, agregó.
Asimismo, informó que por ese delito ya se encuentran tres policías ligados a proceso.
La comisionada Presidencial para la Reforma de la PNC, Adela Camacho de Torrebiarte, indicó que tanto en la Inspectoría, como en la Oficina de Responsabilidad Policial se efectúan investigaciones a lo interno por denuncias de posibles delitos que cometen los agentes.

De 2012 a la fecha unos dos mil policías se han puesto a disposición de los tribunales, por delitos de robo, contrabando, narcotráfico y extorsiones, agregó la comisionada.

“El 98 por ciento de los casos son pequeñas bandas conformadas por civiles y policías, pero se ha hecho un trabajo fuerte de la Inspectoría para depurar la institución, se les pasa constantemente el polígrafo y se trabaja en conjunto con el MP para investigar esos casos”, dijo.
No obstante, De Torrebiarte mencionó que en muchos de los casos denunciados como extorsiones, los delincuentes se hacen pasar por agentes de la PNC.
Investigaciones internas
El fiscal que prefirió omitir su nombre, indicó que en esa unidad se han presentado 200 denuncias de supuestos actos ilícitos cometidos por trabajadores del MP, de estas, 50 han procedido a una investigación y el resto han sido desestimadas, debido a que se hace las denuncias para entorpecer los procesos.
Mencionó que en el interior del país es donde se cometen más hechos de corrupción, por lo menos diez denuncias de cohecho son investigados.

Impunidad los motiva
Los agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) han identificado en las extorsiones una actividad rentable económicamente, y que ofrece niveles altos de impunidad, indicó Christians Castillo, analista de seguridad del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos. “La extorsión era un negocio conocido así, para los pandilleros y los privados de libertad, pero que los policías entren a operar en ese delito es preocupante”, dijo Castillo. Es por ello que se debe fortalecer las instituciones que velan por limpiar la PNC, ya que durante este gobierno se han incrementado las extorsiones considerablemente.

0 comments:

Publicar un comentario