El asesinato de Juana María pudo ser pasional


Juana María Sapón, quien fue estrangulada, fue inhumada ayer en San Andrés Xecul.
Familiares de la joven universitaria asesinada el miércoles reciente en su habitación en la aldea Nimasac, San Andrés Xecul, Totonicapán, le dieron el último adiós en el cementerio de la localidad. Anteriormente, los pobladores le rindieron varios aplausos por ser una mujer emprendedora y un ejemplo, además por ostentar el título de Reina Indígena en 2009.

Durante el sepelio se vivieron momentos emotivos y el sentimiento de dolor se mezcló con la sed de saber quiénes fueron los culpables de este cruel hecho.
Francisco Sapón, padre de la víctima, solicitó a las autoridades agilizar las investigaciones para dar con los responsables del asesinato de su hija, que pudo haber sido pasional.
El Ministerio Público (MP) sigue con las pesquisas, pero no tienen resultados concretos sobre lo ocurrido en la vivienda con la estudiante de derecho.

El párroco José Aparicio, indica que la joven mujer era lideresa y tenía cargos eclesiásticos.

Otro caso
El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) rindió un informe sobre el deceso de un joven que fue localizado en la 13 calle de la zona 6 de la ciudad altense, el miércoles reciente. David Batz, director del Inacif, refirió que la causa de la muerte fue por traumas perforantes abdominales.

0 comments:

Publicar un comentario