Cáncer pancreático crece lentamente y podría detectarse

El cáncer pancreático crece lentamente y le lleva años e incluso décadas desarrollarse, un hallazgo que ofrece la posibilidad de detectarlo antes y curarlo, informaron investigadores.

Los expertos indicaron que sus resultados confirman que uno de los cánceres más letales causa la muerte no porque se expanda como el fuego sin control, sino porque no provoca síntomas hasta que está realmente avanzado.

"Eso brinda una gran ventana de oportunidad para tratar de detectar la presencia de estos cánceres en los primeros 20 años de su existencia, antes de volverse letal", dijo el doctor Bert Vogelstein, de la Johns Hopkins University en Baltimore, quien ayudó a dirigir el estudio.

"Si uno puede hacer eso, uno puede en principio curar (este cáncer) con cirugía", añadió Vogelstein en una entrevista telefónica.

El cáncer de páncreas es uno de los tumores más letales, ya que causa la muerte del 95 por ciento de sus víctimas dentro de los cinco años del diagnóstico.

La Sociedad Estadounidense del Cáncer señala que 42.000 estadounidenses recibieron el diagnóstico de la enfermedad en el 2009 y más de 35.000 murieron como consecuencia de ella.

El equipo de Vogelstein, que trabajó con investigadores británicos en el Instituto Sanger y la Universidad de Cambridge, realizó una especie de investigación genética arqueológica sobre los tumores pancreáticos.

Los expertos recolectaron muestras de tejido durante autopsias realizadas inmediatamente después de la muerte de pacientes con cáncer de páncreas, así como también de tres pacientes cuyos tumores fueron removidos quirúrgicamente en un intento por salvar sus vidas.

En dos artículos publicados en la revista Nature, el equipo describió cómo usaron mutaciones en los tumores como un "reloj molecular" para medir la evolución de los tumores en el tiempo.

El ADN muta a una tasa que puede calcularse y los investigadores ya conocen qué mutaciones fueron causadas por el cáncer pancreático. Los expertos compararon las variaciones del ADN en el tumor primario -el primero que crece en el páncreas- con las de los tumores secundarios en el hígado y otros órganos.

"Pudimos crear una especie de árbol genealógico con cada generación sucesiva, teniendo mutaciones adicionales en los genes que comenzaron el proceso", dijo Vogelstein.

"Fue obvio que tomó al cáncer un largo tiempo, de hecho décadas, desarrollarse hasta su estado maligno completo. Eso significa (...) que estos cánceres, al menos la mayoría de ellos, no se desarrollan rápidamente sino de hecho más como otros tumores, incluido el cáncer de colon", agregó.

Los científicos estimaron que lleva un promedio de 11,7 años antes de que se desarrolle la primera célula cancerosa real dentro de una lesión precancerosa. Se requieren otros 6,8 años para que un tumor crezca y la primera célula cancerosa se disemine a otra parte del cuerpo y, luego, unos 2,7 años cuando el paciente muera.

0 comments:

Publicar un comentario