Esta niña es atropellada 2 veces, pasaron 18 personas y ninguna la ayudo.

Parece increíble pero, al parecer, la apatía de los transeúntes chinos tendría fundamentos. Los buenos samaritanos no gozan de la mejor fama, como cualquiera podría pensar. Por el contrario, muchas veces son convertidos en villanos.
Existen varios casos que podrían llegar a explicar, mas no consolar, la indiferencia que la sociedad tuvo con la pequeña Wang Yue, declarada muerta cerebralmente por los médicos del país oriental.



0 comments:

Publicar un comentario