Muere jefe narco vinculado a desapariciones

Un jefe del cartel mexicano vinculado a la desaparición de 43 estudiantes murió en un operativo policial ayer, en medio de un clima de tensión y protestas de los enfurecidos compañeros de los jóvenes en la región de Guerrero (sur).

Benjamín Mondragón, supuesto jefe del cartel Guerreros Unidos, aparentemente se suicidó al verse rodeado por los policías federales que lanzaron el operativo en la región de Morelos (centro), vecina de Guerrero.


El narcotraficante, alias El Benjamón, “prefirió suicidarse (antes) que entregarse”, dijo un vocero de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS).

Por el momento, el Gobierno federal no ha dado oficialmente detalles sobre el operativo ocurrido en Jiutepec, una localidad de 200 mil habitantes vecina de la turística Cuernavaca, a 90 km al sur de Ciudad de México.

El vocero de la CNS consideró a Mondragón como la “cabeza” de los Guerreros Unidos, si bien el titular de la dependencia, Monte Alejandro Rubido, ha señalado que el cartel no tiene un liderazgo claro desde la detención en mayo de su antiguo jefe, Mario El sapo Guapo Casarrubias.

El portavoz de la CNS no pudo determinar si Mondragón está directamente involucrado en las desapariciones de los 43 estudiantes, el crimen que mantiene conmocionado a México.

El paradero de los jóvenes se desconoce desde que la noche del 26 de septiembre fueron víctimas de ataques conjuntos de sicarios de Guerreros Unidos y policías locales en la ciudad de Iguala (Guerrero), que dejaron seis muertos.

El golpe a los Guerreros Unidos se produce un día después de que se recrudecieran las protestas en Guerrero para exigir que se encuentre con vida a estos estudiantes de la escuela rural de Magisterio de la comunidad de Ayotzinapa y para que renuncie el gobernador regional, Ángel Aguirre.

Centenares de compañeros de los estudiantes y maestros se enfrentaron con la Policía, incendiaron parte del complejo de edificios del gobierno de Guerrero y tomaron violentamente la alcaldía de la capital regional, Chilpancingo.

Por este caso hay cerca de 40 detenidos –incluidos 26 policías locales– y se busca al alcalde de Iguala, José Luis Abarca, a su mujer y al secretario de Seguridad Pública local, fugados días después de los hechos.

Sin rastro No son estudiantes

> Los exámenes de ADN determinaron que entre los 28 cadáveres hallados en fosas clandestinas en Iguala no hay ninguno de los 43 estudiantes desaparecidos, informó ayer el fiscal, Jesús Murillo Karam, en conferencia de prensa.

> La fiscalía reportó que fueron capturados 14 policías de la localidad de Cocula que falsificaron partes oficiales para ocultar su participaron en el hecho.

0 comments:

Publicar un comentario