Con la vista puesta afuera

El mito sobre el prestigio de cruzar las fronteras para conseguir una buena educación y mejores oportunidades se ve reflejado en la juventud guatemalteca. Se pronostica que la emigración crecerá en un 50% en los próximos 10 años. Los números hablan por sí mismos. Nueve de cada 10 alumnos están convencidos de que el extranjero ofrece mejores oportunidades.

El crecimiento tecnológico influye en el deseo de salir del país. “Una carrera compleja que necesita equipo caro debe abocarse a lugares fuera de Guatemala”, afirma Héctor Valenzuela, estudiante de Diseño Industrial. “Desarrollar profesionales en el extranjero contribuye a la modernización académica de Guatemala”, comenta Carlos Figueroa, de Arquitectura.

Para las mujeres, a la falta de oportunidades hay que agregar la cultura que impera. “En una sociedad machista como la nuestra una mujer tiene demasiados obstáculos. Este problema es menor en Europa”, dice Lisaura Obregón, de Ciencias de la Comunicación.

Otro obstáculo es que los conocimientos tienden a darse de manera muy teórica. Existen universidades privadas, por ejemplo, donde en los cursos de fotografía de la carrera de Comunicación los estudiantes jamás tocan una cámara.

Por otro lado, las universidades que sí cuentan con laboratorios y adelantos tecnológicos para impartir sus clases, la mayoría de las veces los reciben del extranjero. Por eso es que los jóvenes quieren partir.

Datos:
La intención de viajar al extranjero muchas veces no es solo para estudiar, sino para optar a mejores oportunidades de trabajo.
En Estados Unidos, luego de 18 meses de reducción de costos a causa de la crisis global, la economía está dando señales de recuperación, pero eso aún no se está reflejando en la creación de nuevos empleos, según TalentManagement.com

0 comments:

Publicar un comentario