"Todo cuerpo de Policía es un reflejo de su país"


¿Es similar la fuerza policial guatemalteca a la de Colombia antes de la reforma?

Creo que hay similitudes en que aquí se ha salido de un conflicto interno, hay un problema regional de narcotráfico y crimen transnacionoal y el cuerpo de la Policía no está profesionalizado.

¿Cambió algo en Colom-bia con las reformas?

La profesionalización permitió responder a los problemas de seguridad y la dignificación de la Policía. Eso se reflejó en un servicio de seguridad eficiente, con unas tasas menores de criminalidad. Existen problemas internos. Lo im-
portante es mantenerlos controlados.

Entonces, ¿también se pueden notar cambios en la policía guatemalteca?

Para ello se requiere que la sociedad y el Estado en su conjunto giren una política de seguridad coherente con avances legislativos, administrativos y presupuestarios. Faltan medidas de orden legal para hacer prevención, así como una carrera policial profesional, y esto implica presupuestos y normatividad. Si quienes componen los poderes del Estado se ponen de acuerdo se logrará un cambio.

¿En qué medida influye el aspecto presupuestario?

Si no hay una asignación presupuestaria que sea coherente con la política en seguridad ciudadana, no habrá una respuesta eficiente a las demandas de seguridad en Guatemala.

¿Es posible eliminar la corrupción dentro de la fuerza policial?

Hay una máxima que dice que todo un cuerpo de Policía es un reflejo de su país. Aquí hay que trabajar los valores de la sociedad para que se transformen las instituciones. La capacitación y profesionaliza-ción podrán fortalecer esos valores y la cultura de la legalidad en la institución. También hay que tener mecanismos de control interno, para detectar comportamientos y conductas anómalas y purificar la institución.

¿Contribuye a ello la existencia de incentivos laborales?

Uno no puede decir que hay que ganar determinada cantidad de dinero para ser honrado, pero si el ser humano tiene dignidad para vivir, cumple bien con su trabajo. ¿Cómo viven los policías aquí? ¿Tienen vivienda y cobertura en salud? ¿Van sus hijos a la escuela?

Son derechos mínimos que tiene un trabajador del Estado, como un policía, que deberían estar garantizados.

¿Cómo garantizar la continuidad de la reforma?

Si hay una política de Estado y una ley de Policía, se garantiza que haya una planificación y operatividad basadas en esta política y que se surtan los recursos a la institución como una obligación del Estado, para que le dé continuidad y trascienda los gobiernos. Tiene que ser una política pensada a 20 ó 25 años.

0 comments:

Publicar un comentario